<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1652409211697639&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

{% set baseFontFamily = "Open Sans" %} /* Add the font family you wish to use. You may need to import it above. */

{% set headerFontFamily = "Open Sans" %} /* This affects only headers on the site. Add the font family you wish to use. You may need to import it above. */

{% set textColor = "#565656" %} /* This sets the universal color of dark text on the site */

{% set pageCenter = "1100px" %} /* This sets the width of the website */

{% set headerType = "fixed" %} /* To make this a fixed header, change the value to "fixed" - otherwise, set it to "static" */

{% set lightGreyColor = "#f7f7f7" %} /* This affects all grey background sections */

{% set baseFontWeight = "normal" %} /* More than likely, you will use one of these values (higher = bolder): 300, 400, 700, 900 */

{% set headerFontWeight = "normal" %} /* For Headers; More than likely, you will use one of these values (higher = bolder): 300, 400, 700, 900 */

{% set buttonRadius = '40px' %} /* "0" for square edges, "10px" for rounded edges, "40px" for pill shape; This will change all buttons */

After you have updated your stylesheet, make sure you turn this module off

Eix Estels Pills 5: Cómo evitar que rocen los zapatos nuevos

por Equipo Eix Estels, el 26 de mayo de 2017

Seguro que has escuchado la frase: "Me siento como un niño con zapatos nuevos" ¿La expresión lo dice todo no? La sensación de estrenar zapatos nuevos es tan incomparable que ha dado lugar a este popular dicho.

Pero es frecuente que los zapatos nuevos tengan también sus inconvenientes, tanto para ti como para todos los miembros de tu familia, y especialmente para los más pequeños de la casa; lo habitual es que vengan acompañados de rozaduras, ampollas, tirones, pies hinchados...

¿Quieres saber cómo evitar las rozaduras de unos zapatos nuevos?

Cómo evitar que rocen los zapatos nuevos

Si quieres que tu hijo/a se sienta como un niño con zapatos nuevos de verdad, y que pueda disfrutar sólo de la parte buena de los zapatos, lee estos consejos que te hemos preparado a continuación

1. El congelador

Este truco es de los clásicos que se pueden hacer en casa sin comprar nada de nada, sólo necesitas seguir estos pasos:

  • Llena dos bolsas de agua y ciérralas bien
  • Metelas dentro de los zapatos
  • Mete los zapatos en el congelador unas 12 horas
  • Sacalos del congelador, quita las bolsas y póntelos para darles forma

Con este sencillo truco del congelador, que está basado en que el agua tiene la característica de expandirse al congelarse, se consigue el mismo efecto que si los hubieras llevado puestos unos cuantos días, se ensancharán lo suficiente y se harán a la forma del pie.

2. Crema hidratante

La crema hidratante es especialmente efectiva para zapatos de piel.

Sólo tienes que aplicar un poco de crema antes de ponértelos, en las zonas en las que crees que pueden rozar, y donde estén en contacto con zonas desnudas del pie como las tiras de las sandalias, el empeine o el talón.

Conseguirás que la piel de los zapatos se vayan ablandando y que no rocen en los lugares más delicados del pie.

3. Plantillas de gel

A veces las plantillas que vienen en los zapatos pueden ser un poco duras, y la mejor forma de evitar el tan desagradable dolor de pies es comprar unas plantillas de gel en cualquier centro comercial o farmacia.

Puedes encontrarlas para diferentes zonas de la planta del pie, o para la planta completa, así como algunas que son adhesivas y se pegan a la plantilla original, o que se sujetan por si mismas.

4. Horma del zapatero

Si unos zapatos aprietan y no quieres recurrir al truco del congelador, puedes llevar los zapatos a cualquier taller de reparación de calzado para que te los pongan en la horma.

La horma es un ensanchador de zapatos, que evita que haya que amoldarlos con el propio pie para evitar dolores y rozaduras.

5. La talla correcta

Elegir la talla correcta es la mejor forma de evitar heridas y dolores en los pies, es importante que el zapato quede sujeto pero no apriete demasiado.

Un buen truco es comprar los zapatos por la tarde, ya que después de todo el día los pies suelen estar más hinchados que por la mañana, y así evitas comprar unos zapatos que por la mañana sea un suplicio ponerse.

 

¿Qué remedios usais en tu familia para evitar que os hagan daño unos zapatos nuevos?


Comparte el artículo si te ha gustado ¡A tus amigos también les va a encantar!

Recuerda suscribirte a nuestro Blog para recibir cada semana más contenido interesante sobre la educación y el ocio educativo. ¡No te pierdas nada!

Nuevo llamado a la acción

Temas: Eix Estels Pills

¡Suscríbete a nuestro blog!

Déjanos tu comentario